CALLES DE FUEGO (STREETS OF FIRE), Walter Hill (1984)

De  crío hay muchas películas que por unas cosas u otras te marcan. Cuando ya de adulto las vuelves a ver, el resultado no siempre es el deseado y aquel recuerdo pierde un poco de encanto.

Cuando retomé Warriors quedé prendada, sin basarse en una gran historia, todo el rollo callejero y pandillero de New York engancha una barbaridad, y con un ritmo trepidante, se convierte en una peli muy guapa.

El otro día revisioné Calles de Fuego, otra clásica de infancia y que resulta que con Warriors tiene en común a su director, Walter Hill, y a la actriz Deborah Van Der Valkenburgh, de la que sólo recuerdo en  estas dos historias. Desafortunadamente no me entusiasmó tanto como la anterior, a pesar del impresionante reparto de actores, la música a cargo de Ry Cooder, la estética 50-80’s muy conseguida, y ese estilo del director, homenajeando al mundo de los comics.

Como lee el inicio de la peli, se trata de una fábula rockera. La espectacular cantante Ellen Aim  (Diane Lane, guapísima) está de vuelta en su ciudad natal para actuar en el mítico teatro Richmond. Durante su intensa actuación y antes los ojos del público, Ellen es secuestrada por una banda de moteros dirigidos por Raven Shaddock (un jovencísimo Willem Defoe).

De inmediato Reva avisará a su hermano Tom Cody (Michael Paré) con la intención de que éste rescate a Ellen, que resulta que es su antigua novia.

Cody, por supuesto aceptará rescatar a la chica, de la cual y a pesar de su actitud de machito, sigue encoñado, pero a cambio de una recompensa que el manager y actual novio, Billy Fish (Rick Moranis) se encargará de pagar.

Así  el chico duro, junto a una serie de personajes a cada cual más peculiar, rescatará a la cantante y la intentará llevar sana y salva de vuelta a casa.

Calles de Fuego combina acción, amor, algunos momentos cachondillos y numeritos musicales super ochenteros. Supongo que como era una cría la parte romántica no me molestó demasiado entonces, pero esta última vez me sobró, corta un poco el ritmo. Tiene sus cosas chulas, pero en definitiva no es tan redonda como Warriors, aunque para una tarde de domingo lluvioso pasa bastante bien.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: