LA PASIÓN DE CHINA BLUE (CRIMES OF PASSION), Ken Russell (1984)

En su momento esta peli recibió mucho bombo y platillo por sus escenas de alto contenido sexual, así que de cría, para variar, me la tragué, quedándome básicamente con los casquetes de la Turner y el dildo asesino de Anthony Perkins. Como no recordaba mucho más la volví a ver el otro día y realmente fue un auténtico desastre.

Bobby Grady se auto engaña pensando que su situación familiar es perfecta, cuando en realidad lleva meses sin mojar y tiene una mujer depresiva que está todo el día quejándose de la falta de dinero y comodidades que otros tienen y desprecia el negocio de seguridad de su marido. Para conseguir más pasta Bobby acepta un trabajito en el que tiene que seguir a la diseñadora Joanna Crane (Kathleen Turner)  e investigar qué hace después del trabajo, para ver si realmente está defraudando a la empresa.

Para sorpresa de Bobby, Joanna se convierte en un putón verbenero con mucho glamour y un look bastante llamativo que se hace llamar China Blue. En la habitación que tiene alquilada para complacer a sus clientes, China Blue se desinhibe, creando performances sin límite y aceptando cualquier rol, sin ningún tipo de pudor, aunque a solas, su dolor es muy profundo.

Harto de la situación en casa, Bobby contrata los servicios de China Blue, y se quedará totalmente encoñado de ella, intentando que el tema prospere de alguna manera.

Por otro lado, la putita será objeto del deseo de redención de un supuesto cura chalado (Anthony Perkins), cuya misión es intentar salvarla…a su manera.

En fin, un thriller sexual que encima intenta profundizar en las frustraciones de sus personajes principales sin aportar demasiado a la historia. Aquí lo único que destaca es China Blue cepillándose a un poli y dándole de su propia medicina metiéndole la porra por el culo, no la pesada de la mujer de Grady con su cara de asco intentando convencerle de sus responsabilidades maritales…tan sencillo como eso.

Desastre de peli con una radiante Kathleen Turner en su época de esplendor, no vale ni para hacer puñetas y se hace muy muy coñazo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: