MANIAC COP 2, William Lustig (1990)

Después del éxito de la primera parte William Lustig decidió exprimir un poco más al policía asesino de New York. Como en la primera parte, Lustig se encarga de la dirección y Larry Cohen del guión. No es raro que no ganaran un Oscar pero sin duda se trata de una peli que gustará a los fans de las slashers de toda la vida.

Si a las dosis de sangre necesarias le añadimos situaciones absurdas, acción a destajo y un elenco de actores secundarios clásicos (ahí están Robert Davi, Michael Lerner, Charles Napier o el mismísimo Danny Trejo) nos queda una película descacharrante y de visionado obligado para los seguidores del género.

En esta ocasión Cordell (más enorme si cabe que en la primera parte) vuelve a a por los que le intentaron asesinar en la cárcel. La policía le da por muerto aunque no se ha encontrado su cuerpo. Los 2 policías Jack (Bruce Campbell) y Theresa (Laurene Landon) sospechan que Cordell puede no estar muerto y matando de nuevo. Sin embargo en la oficina les toman por locos y les mandan a hablar con una psicóloga que, además, cree que están teniendo alucinanciones post-traumáticas.

Al poco tiempo Jack es asesinado en medio de la calle y la psicóloga Susan Riley (Claudia Christian) empieza a creer que Jack y Theresa pueden estar en lo cierto. Mientras, Cordell entabla amistad con un violador para que le ayude con su plan de venganza que le llevará hasta la cárcel en la que fue prisionero. Su nueva meta es organizar un ejército de delincuentes por el camino.

El detective Sean McKinney (Robert Davi) va tras los pasos de Cordell pero no da con él. Es entonces cuando tiene lugar la escena más delirante de la película. Cordell entra en una oficina de comisaría y se carga todo lo que se mueve. No sólo eso sino que atraviesa puertas en plan animal y reparte hostias a destajo. Esta escena recuerda horrores la de Terminator con Schwarzenegger destrozando una comisaría entera mientras busca a Sarah Connor. La única diferencia es que la escena de Terminator resulta más realista mientras que está es exagerada y absurda.

¿Podrá Sean detenerle antes de que se vengue de sus asesinos y libere a los demás presos? ¿Conseguirá Cordell organizar su ejército del crimen?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: