30 DÍAS DE OSCURIDAD (30 DAYS OF NIGHT), David Slade (2007)

 

30 Días de Oscuridad no es un peliculón la mires por donde la mires, es más, las dos veces que la he visto siempre he pensado que con semejante argumento se podría haber sacado mucha más chicha y haber hecho una peli más terrorífica, pero a pesar de todo, no está mal y es muy entretenida.

Afortunadamente  nosotros no tenemos que pasar por ciclos de tiempo de oscuridad o luz continua, algo que me fascina, pero con lo que no podría convivir. En este caso, en un pueblo de Alaska, son las últimas horas previas a 30 días de oscuridad total. Mucha  gente aprovecha para desplazarse en avión a Anchorage para ahorrarse este desagradable trago, y esa  también es la intención de Stella (Melissa George), la ex del sheriff del pueblo Eben Oleson (Josh Harnett), pero en mitad de una fuerte  ventisca sufre un accidente con una quitanieves y pierde el último vuelo.

Justo antes del último ocaso, un Extraño  (Ben Foster) aparece por allí, y es en este momento cuando empiezan a registrarse extraños sucesos, entre ellos la desaparición de muchos teléfonos móviles y la muerte en extrañas circunstancias de varios perros de uno de los vecinos.

Cuando la oscuridad se cierne sobre Barrow, la ciudad cae a merced de unos terroríficos vampiros liderados por Marlow, con la misión de pegarse el gran festín. Os imagináis? Este pueblo resulta un lugar paradisiaco para cualquiera de estas criaturas. Ante semejante percal la única opción es tratar de esconderse y sobrevivir 30 días hasta que el sol vuelva a lucir, tarea en absoluto fácil.

Pues en esto consiste toda la historia, en huir, conseguir víveres y sobrevivir a estos monstruos. Se podría haber tratado de forma más sanguinaria y espectacular pero después de verla una segunda vez, no me quejo. Frente al carisma cero que tiene Harnett, el vampiro Marlow resulta un villano con mucha actitud y muy mala hostia, me gusta. En cuanto al final, con una peli de corte Hollywoodiense, era previsible que el rollito pastelón apareciera, pero es soportable.

30 Días de Oscuridad sirve para entretener, angustia por el tema del aislamiento y el frío extremo, y los vampiros son bastante convincentes, así que no me cuesta admitir que frente a otros truños que he visto recientemente, con esta peli disfruté.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: