MANIAC COP 3:BADGE OF SILENCE, William Lustig (1993)

Claro ejemplo de como alargar innecesariamente una saga que hubiera sido mejor dejar como estaba. La segunda ya flojeaba un poco, aunque lo compensaban con escenas simplemente descacharrantes e hilarantes. Aquí ni eso. Esta tercera entrega es insultantemente floja a pesar de contar, una vez más, con Larry Cohen para el guión y con William Lustig dirigiendo (durante un tiempo apareció como co-director Joel Soisson pero en la nueva versión en dvd ha sido eliminado de los créditos) Sin duda intentaron exprimir demasiado el éxito de Maniac Cop pero en esta tercera parte ya no les quedaban buenas ideas.

Matt Cordell vuelve de entre los muertos una vez más. Lo hace gracias a los conjuros del maestro del vudú y homeless, Houngan (Julius Harris), aunque los motivos no se nos explican con claridad. Al parecer en esta ocasión Cordell quiere encontrar una acompañante femenina que le ayude a soportar su maldición eterna.

La agente de polícia  Katie (Gretchen Becker) es tiroteada en un un supermercado y luego ingresada en el Hospital gravemente herida. Cordell se entera de esto y cree que ella puede ser su “media naranja” y acude en su búsqueda. Por el camino mata todo lo que se ponga a tiro, aunque hay que destacar que las muertes son bastante menos interesantes que en las cintas anteriores. Uno de los asesinados es el Dr.Powell (Robert Foster). Y es que por momentos parece que el poco presupuesto que tenían decidieron invertirlo en actores secundarios míticos (también sale Paul Gleason) en vez de en efectos especiales. De hecho la mayoría de escenas de acción que aparecen son rescatadas de las dos primeras entregas…

El detective  McKinney (Robert Davi) se huele lo peor y va al hospital para proteger a su amiga Katie. Como la historia es muy poca cosa decidieron meter el tema de la violencia en la televisión en plan crítica. Bastante cliché y lamentable. Por suerte el tema da un poco de juego ya que el drogata que ha tiroteado a Katie está ingresado en el mismo hospital y cuando Cordell le proporciona una arma la lía un poco.

El final es, una vez más, previsible. Sí, Katie y McKinney consiguen terminar con Cordell… O al menos eso parece. Por suerte dejaron la saga ahí. De todas formas parece que Lustig (sobrino del mítico boxeador Jack La Motta que hacía un cameo en la primera parte) está trabajando en un remake de la primera e incluso se rumorea una cuarta entrega… Veremos qué pasa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: