PERFORMANCE, Donald Cammel, Nicolas Roeg (1970)

Para un fan de los Stones, Performance es una asignatura obligatoria. Desafortunadamente no se trata de un peliculón, pero es necesario ver a Mick Jagger con su chati de turno, la guapa y colgada Anita Pallenberg.

Y es que como muchas pelis de la época que tienen este rollito arty, partiendo de un argumento bastante convencional, se incluye la parte psicodélica y alucinógena, que sinceramente, es la que fastidia toda la historia. Performance no es una excepción y el punto de inflexión de la historia viene precisamente marcado por una ingestión de setas por parte del protagonista, y a partir de ahí empieza toda una olla con temita stoniano en plan videoclip, que por cierto, mola mucho.

Performance parte con Chas (James Fox) un elegante tipo duro que trabaja para el super mafioso Harry Flowers. Soltero, adinerado y con imán para las mujeres, básicamente se encarga de recaudar los tributos de diferentes negocios para su jefe. Flowers decide ponerle al margen de una operación, algo que enfurece a Chas, y que reaccionará de tal manera que tendrá que huir y esconderse, con el riesgo de acabar muy muy mal.

En mitad de su planificación de huida, escucha a un tipo hablar sobre una habitación de alquiler en casa de Mr. Turner (Mick Jagger), un excéntrico músico retirado que reside allí con la bella Pherbes (Anita Pallenberg) y la mascota de ésta, una francesita sin papeles llamada Lucy. Sin pensárselo dos veces se presentará allí haciéndose pasar por un malabarista, cosa que canta cosa mala, evidentemente.

A partir de ahí, el efecto de las drogas destacará sobre el resto de la historia, haciendo que sintamos que estamos perdiendo el tiempo y llevándonos a un final un poco peculiar.

Al igual que remarco la parte psicodélica como algo negativo, más que nada porque fastidia todo el ritmo de la peli, también tengo que admitir que hay juegos de cámara, tomas y ángulos que me encantaron, y la presencia de James Fox también me gusta, sin ser muy conocido siempre lo recordaré por su papel en The Servant, que desde aquí también recomiendo. Siempre me ha parecido un tipo de lo más elegante.

En cuanto al bueno de Mick, un papel a su medida, con su chati, drogas, ensalzando su personalidad de divo egocéntrico…encantador!  y además regalándonos el temazo Memo From Turner, sólo por esto merece la pena su presencia.

Una peli en la que finalmente se antepone lo visual y con un declive que lleva a hacer tedioso su visionado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: