SHUTTER ISLAND, Martin Scorsese (2010)

Turno por fin para Shutter Island, un tanto vapuleada por críticos y público y sin embargo laureada por otros. Mejor no posicionarse en el extremo y dejarlo en una historia original, estéticamente atractiva, que juega con la cordura y la locura a partes iguales.

El oficial Teddy Daniels (Leonardo Di Caprio) recibe la misión de investigar la desaparición de una paciente del hospital mental de Ashecliffe, en Shutter Island. Para ello le asignan como compañero a Chuck Aule (Mark Ruffalo).

Ashecliffe no es un simple hospital mental, en él habitan criminales violentos, y está dotado de increíbles medidas de seguridad. En definitiva, de ahí no se escapa ni Cristo, vendría a ser como un Alcatraz para locos. Sin embargo esta mujer, Rachel Solando, que mató a sus hijos ahogándolos, y que no es consciente de donde se encuentra en realidad, se esfumó.

Daniels y Aule irán tratando de buscar pistas en un entorno hostil en el que parece que todo el mundo oculta algo, incluido el propio Daniels, que en realidad ha movido los hilos para poder entrar en Ashecliffe y así poder localizar a Laeddis (Elias Koteas), el asesino de su mujer.

Shutter Island es una película oscura, en la que no sólo los personajes destacan, sino también la propia isla y los fenómenos atmosféricos que parecen unidos en sintonía con la evolución de la historia.

El reparto es excelente, a pesar de que sigue resultando sorprendente la fe que tiene Scorsese en Di Caprio como actor principal. No soy super crítica en contra del tipo, pero me consta que despierta mucha irritación en general y es un actor que por mucho que se esfuerce y participe en películas de calidad, nunca podrá quitarse el sambenito de sex symbol juvenil noventero ni de haber protagonizado el bodrio de Titanic. De todas formas, como parece que es la tónica habitual en los actores de hoy en día, los registros se limitan a 3 ó 4 caras, y en el caso de Di Caprio siempre es la de amargado sufridor y atormentado.

Por otro lado, el límite de la cordura y la irracionalidad está muy presente en la película, para mí el resultado es más que evidente, pero no por ello deja de ser efectivo. Es curioso que en estos momentos caóticos, Scorsese recurra a un suspense y tensión más propios de una película de terror, con sustos y efectos sonoros bastante potentes.

Shutter Island no es una peli al estilo Scorsese, pero queda lejos del bodrio de Kundun. A pesar de su largo metraje es bastante entretenida y pasa bastante rápido. Quizás me gustó porque la esperaba fatal, tardé en verla más de un mes desde que se estrenó y había escuchado todo tipo de opiniones. No es su mejor película, pero se deja ver, es más, creo que la volveré a ver pronto, me huelo que será una peli de matices, a lo Cronenberg, de estas que cada vez que la ves descubres algo nuevo y distinto, eso me encanta.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: