CASI FAMOSOS (Almost Famous), Cameron Crowe (2000)

Cameron Crowe siempre ha tenido un vínculo muy especial con la música, pero le tira demasiado el rollo romántico pastelón, y eso es lo que echa un poco a perder sus películas. Directamente, Singles sólo vale por la banda sonora y los cameos de las bandas punteras de Seattle del momento, el resto es totalmente prescindible.

Con Casi Famosos sucede algo similar, aunque la historia es más soportable, aún así dos horas son tiempo más que suficiente para meter pastel. Eso sí, la película fue bastante bien recibida por la crítica, fue nominada a bastantes premios y tuvo bastante relevancia.

William Miller es un chavalín bastante precoz para sus quince años, que por influencia de su hermana mayor ama el rock y empieza a colaborar haciendo críticas, hasta que por casualidades de la vida, los jefazos de Rolling Stone contactan con él para que acompañe a Stillwater, una prometedora banda, en su gira por el país. A pesar del acojone de la madre (Frances McDormand) ante la perspectiva de que su inocente hijito quede expuesto a los vicios del entorno de rock, principalmente de las drogas, consiente que el chaval haga realidad su sueño.

Así el joven, viajará con la banda y las Band-Aides lideradas por la mística Penny Lane (Kate Hudson), que en realidad son unas groupies pero con una lealtad hacia la banda a prueba de bombas. Wiliam irá descubriendo desavenencias y envidias entre los integrantes del grupo, totalmente eclipsados por el guitarrista Russell Hammond (Billy Cudrup), que además mantiene un rollete bastante serio con Penny Lane, y compartirá vivencias y anécdotas con esta gran familia.

El punto de partida del seguimiento de una banda que está rozando el éxito, con guiños a bandas clásicas de la época como Lynyrd Skynyrd, Free o Allman Brothers, es cuando menos interesante. El problema es que esto sólo nos interesa a una minoría, y Crowe se centra en la parte sentimental de la peli: la relación imposible entre Penny y Russell y el amor platónico que William siente hacia Penny, aparte de la pérdida de objetividad por parte del chaval estando en un mundo en el que todo es glamour, diversión y frivolidad. Es demasiado y es predecible y pesado.

Recuerdo que ví esta película al poco de estrenarse, quizás era más impresionable y me quedó más grabada en la memoria la parte musical, igual que me pasó con Singles. Ahora, con el paso del tiempo, para mí es como ver una comedieta de Jennifer Aniston o Hugh Grant…una auténtica pérdida de tiempo. Mejor me compro la banda sonora y me ahorro el sufrimiento.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: