EN LA BOCA DEL MIEDO (In The Mouth Of Madness), John Carpenter (1995)

Tras el fiasco a todos los niveles de Memoirs Of An Invisible Man y el anecdótico pasatiempo que supuso Body Bags Carpenter volvía con artillería pesada.  In The Mouth Of Madness está escrita por Michael De Luca, escritor entre otras de Freddy’s Dead: The Final Nightmare. Viendo esto uno se espera lo peor y con razón. Sin embargo De Luca estuvo inspirado y nos ofrece una historia que seguramente hubiera ganado enteros de haber sido dirigda por David Cronenberg.

In The Mouth Of Madness juega con la dualidad realidad-ficción y cuestiona y pone al límite los nervios del protagonista, John Trent (Sam Neill). A pesar de las buenas intenciones de Carpenter por ofrecer una historia fresca, ambiciosa y envolvente,  le salió el tiro por la culata. La cinta peca de oscura, el ritmo es algo lento (por no decir valium) y algunos pasajes son algo confusos.

John Trent es un investigador contratado por la editorial que edita los libros del existoso escritor Sutter Cane (Jurgen Prochnow). Su misión es descubrir el paradero del escritor, quien ha desaparecido y debía entregar su nueva novela. Coincidiendo con la desaparcición de Cane extraños actos  tienen lugar en la ciudad. Al parecer se trata de fanáticos del escritor que, influenciados de alguna manera por su obra, empiezan a actuar de manera errática y violenta, emulando a los personajes de Cane.

Trent no sé cree esta pamplina y piensa que es un truco publicitario por parte de la editorial. Con la esperanza de encontrar alguna pista empieza a leer las novelas de Cane. No tardará en notar los efectos de la pluma endiablada del autor.

Ficción y realidad empiezan a mezclarse en el mundo del investigador de una manera que no es capaz de comprender. A pesar de ello las pistas le llevan hasta Hobbs End donde, acompañado por la representante de la editorial Linda (Julie Carmen), presenciarán actos imposibles y conocerán en persona al enigmático novelista.

Una lástima que Carpenter no supiera imprimirle el ritmo correcto a esta película. De ser así, podríamos estar hablando de un clásico en toda regla. Sin embargo toca conformarse con esta prescindible cinta que, además, cuenta con unos efectos especiales deudores de (sí, Cronenberg una vez más!) Videodrome o The Thing del propio Carpenter.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: