FUGA DE LOS ANGELES (Escape From L.A.), John Carpenter (1996)

Después de los fracasos a todos los niveles que dirigió Carpenter a principios de los 90’s (a excepción de Village Of The Damned) intentó redimirse recuperando uno de sus mayores éxitos del pasado. El director decidió rescatar a Snake Plissken (Kurt Russell) y hacer un remake de su excelente Escape From New York. Se agradece el intento pero es algo triste que tuviera que recurrir a un clasicazo para subir el nivel. De todas formas Carpenter se las ingenia para actualizar un poco el mensaje y de paso critica a la sociedad americana y su obsesión por la estética. Hay una tribu urbana formada por los adictos a las operaciones de cirugía, quienes necesitan constantemente nueva carne para que no se les caiga la cara trozos. El cirugano encargado de dichas operaciones no es otro que Bruce Campbell!

Puede que esta vez la acción transcurra en la costa Oeste en vez de la Este, pero el argumento es exageradamente parecido. Si en la primera era el mismo presidente de los Estados Unidos quién quedaba preso en la cárcel en que se había convertido Manhattan ahora es su hija y una peligrosa arma los que han caído en manos del líder revolucionario que gobierna la cárcel que es L.A.

Como véis las similitudes son muchas, incluso algunos personajes son meros calcos de los presentados en la primera. Así, por ejemplo, tenemos a Eddie (Steve Buscemi) que recuerda a Cabbie (Ernest Borgnine), a Malloy (Stacey Keach) claramente inspirado en Hauk  (Lee Van Cleef) o Cuervo Jones (Georges Corraface) que podría ser el propio Duke (Isaac Hayes) y cuya única diferencia es que es chicano (recuerda horrores a Che Guevara) en vez de negro. Por supuesto Snake sigue siendo el mismo tipo duro, decidido y eternamente macarra. 

El gobierno de los Estados Unidos encarga a Snake la misión de entrar en la cárcel de LA. para recuperar una peligrosa arma que ha caído en manos de los revolucionarios de allí. También se le manda matar a la hija del presidente, que es quien ha proporcionada el arma a los villanos.

Una vez más Snake se verá obligado a hacer lo que le ordenan ya que le  inyectan un veneno en el cuerpo que hará efecto en 10 horas… Solo ellos tienen el antídoto (este Snake nunca aprenderá!). Mientras deambula por Los Angeles con la intención de cumplir su misión se encontrará con el surfero Pipeline (Peter Fonda), la ratilla Eddie o Hershe Las Palmas (Pam Grier), un travesti con ciertos poderes dentro de la cárcel y viejo amigo de Plissken.

La historia no tiene tanta gracia como Escape From New York, los personajes son demasiado parecidos y encima los efectos especiales son lamentables. Han aguantado muy mal el paso del tiempo y se ven desfasadísimos. Una lástima. A pesar de todos estos detalles se trata de una cinta disfrutable para un domingo por la tarde. Sigue distando mucho (demasiasdo) del mejor cine que Carpenter nos había ofrecido en el pasado pero no aburre como Memoirs Of An Invisible Man (1992) o In The Mouth Of Madness (1995)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: