UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES (An American Werewolf In London), John Landis (1981)

Ya hace algún tiempo hablamos en este blog del clásico licántropo The Howling, de Joe Dante. Era cuestión de tiempo hablar de la no menos mítica An American Werewolf In London de John Landis. Las 2 cintas pertenecen a una misma época, género y temática y por ello se suelen comparar. Tampoco es cuestión de destacar una por encima de la otra. Creo que las 2 cintas son referencia obligada para todo buen amante del cine de terror, y como en Peanut Butter Banana Movies somos ávidos seguidores de la sangre y el miedo  nos veíamos en la obligación moral de hablar de la obra de Landis.

 Dos estudiantes americanos David (David Naughton) y Jack (Griffin Dunne), están de vacaciones por Europa. Durante su periplo en Inglaterra llegan a un pub llamado The Slaughtered Lamb buscando cobijo. Pronto verán que los lugareños (entre ellos Rik Mayall de The Young Ones) no son grandes conversadores y les invitan a marcharse. Antes pero les advierten que deben ir con cuidado y  no alejarse de la carretera.

Obviamente los dos pipiolos se apartan del asfalto sin darse cuenta y empiezan a escuchar extraños ruidos. De repente son atacados por un enorme lobo. Jack muere en el acto y David resulta gravemente herido y trasladado a un hospital en Londres. Allí conocerá a la enfermera Alex (Jenny Agutter) mientras se recupera. Entre ambos surguirá una historia de amor un tanto inverosímil pero necesaria para el argumento.

Mientras David se está recuperando tiene visiones de Jack, su amigo muerto. Éste le advierte que se ha convertido en un hombre lobo y que es una amenaza para los demás y por lo tanto debe quitarse la vida para no asesinar a nadie. Pero David no sabe si está alucinando o si las visiones son reales así que decide seguir con su vida como si no hubiera pasado nada. Al fin y al cabo la policía ha cerrado el caso.

Pronto hay luna llena y David comprueba horrorizado que su amigo tenía razón. Esta transformación es un clásico abosluto y no es para menos. Hoy en día que todo se hace con ordenador todavía se agradecen más estos efectos especiales de auténtico orfebre. Puede que no sean perfectos pero siguen aguantando bien el paso del tiempo y hace 15-20 años parecían jodidamente reales. Una escena difícil de olvidar si veías la peli con unos 10 años…

Hay que destacar también el ritmo de la peli. No hay momentos de relleno. Acción constante que te mantiene atento en todo fotograma. A eso hay que añadirle un guión sólido y un par de escenas memorables. La de la transformación y la de la cacería de David. Siempre me acojonó el ataque en la parada de metro de Tottenham Court Road. Sin duda alguna An American Werewolf In London es imprescindible para todos aquellos que disfruten del género. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: