REFLEJOS (Mirrors), Alexandre Aja (2008)

Tras el éxito y buena acogida de su primer film americano, The Hills Have Eyes, Aja volvía a atacar con otro remake. Si la primera fue una revisión del clásico 80’s de Wes Craven ahora era el momento de mirar hacia Asia y adaptar una película koreana y más actual. La elegida fue Into The Mirror (2003) de Kim Sung-ho. Además Aja decidió impregnar la cinta con un tono muy asiático (la estética de la niña “poseída” recuerda horrores a los personajes del “niño azul” de The Grudge o a la cría de The Ring) e incluso el ritmo y la estructura son deudores del, por aquel entonces, tan de moda terror-asiático.

 Es admirable el esfuerzo de Aja por convertir sus remakes en adaptaciones personales. Aquí se ocupa del guión junto a su colaborador habitual Grégory Levasseur (The Hills Have Eyes, Piranha 3D) y  “hace suya” la historia. También es de agradecer que tras las ultra violentas y sanguinarias Haute Tension y The Hills Have Eyes decidiera cambiar de registro y arriesgarse con un thriller terrorífico. Lamentablemente el resultado no es lo suficientemente bueno pero es vital que no se estanque y pruebe cosas nuevas e intente sorprender.

Con Mirrors Aja bajó la intensidad cosa mala y facturó su película más mainstream; un esquema típico de thriller, personajes plagados de clichés, una cara conocida (Kiefer Sutherland) y un gran presupuesto. La idea está bien pero la cinta no termina de funcionar. Puede que sea por la poco creíble actuación de Kiefer Sutherland, por el excesivo metraje, por tratarse de un thriller al uso, por el lamentable final, o por la falta de sangre y mala hostia característica del director. El caso es que Mirrors no consigue acojonar como sus anteriores films. Además creo que no saca todo el partido que podría a los espejos, y titulándose la peli Mirrors es lo mínimo que uno esperaría.

A su favor tiene un par de escenas bastante potentes que contienen toda la sangre que la peli tiene que ofrecer. Hablo de la inicial y la de la muerte en la bañera (cojonuda!) pero sabe a poco… El resultado final puede parecer correcto para los poco habituados a ver este tipo de cine pero para los que consumimos terror a diario Mirrors se queda en muy poca cosa. Es cierto que cuando Aja ataca lo hace con todo el arsenal, el problema es que las escenas violentas y/o gores se nos administran en cuenta gotas.

Ben Carson (Kiefer Sutherland) es un ex-policía  con gusto por la bebida. Está sin un puto duro, vive en casa de su hermana Angela (la sexy Amy Smart), no tiene muy buena relación con su ex-mujer Amy (Paula Patton) y practicamente se ve obligado a aceptar un trabajo mierdoso como vigilante de seguridad en turno de noche en un edificio (Mayflower Department Store) que se quemó años atrás.

Al poco de trabajar allí Ben empieza a ver visiones en los espejos y se lo cuenta a Amy que no le hace ni puto caso. Su hermana Angela si que se muestra más preocupada por Ben, pero poco podrá hacer ya que es brutalmente asesinada en el baño de su hogar por su propio reflejo.

Entonces Ben empieza a investigar sobre el incendio y el edifico en el que trabaja. Sobre todo gracias a unos recortes de prensa que le hace llegar el tipo que trabajaba en su lugar antes de suicidarse. No sabe porqué pero es obvio que su vida y la de su família corren peligro  y los espejos son los culpables. Conseguirá descubrir el secreto de esos espejos? Conseguirá que Amy le ayude o tendremos que conformarnos viendo su portentoso escote?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: