GINGER SNAPS II: LA MALDICIÓN (Ginger Snaps II:Unleashed), Brett Sullivan (2004)

Tras la buena acogida (siempre dentro del underground, claro) que tuvo Ginger Snaps se decidió rodar 2 partes más. Curiosamente las 2 se rodaron simultáneamente en 2004 pero con distintos directores. Unleasehed era la segunda de la saga y una secuela mientras que la tercera (Ginger Snaps Back) era una precuela.

Ya sabemos todos que las secuelas no suelen tener buena fama y normalmente bajan el nivel. Afortunadamente siempre hay excepciones y Ginger Snaps II es una de ellas. Ambas cintas se encuentran a un nivel muy parecido y son muy recomendables para los seguidores del cine de licántropos.

Brigitte (Emily Perkins) lleva 4 años vagando sola y sin rumbo, inyectándose un extracto de la planta llamada  “matalobos” gracias a la cual consigue frenar los efectos de la licantropia  que le transmitió su hermana Ginger (Katharine Isabelle) antes de morir. Brigitte sigue sufriendo aparciciones de su hermana en las que le habla y aconseja.

Brigitte nota la presencia de algún hombre lobo que ha conseguido localizarla. Ella cree que con la sana intención de montarla. Cuando decide marcharse de la localidad en la que está de paso es atacada no sin antes meterse un chute bien guapo de matalobos que causará que se desmaye. Tiene suerte y el hombre-lobo no la mata pero cuando Brigitte se despierta está ingresada en una clínica para chicas adoslecentes con problemas con las drogas.

En la clínica Brigitte no dispondrá de su droga-antídoto con lo que su tranformación volverá a acelerarse. Ahí dentro hace migas con Ghost (Tatiana Maslany), una pre-adolescente que está ahí no por ser adicta sino por no tener família. Ghost será quien ayude a Brigitte a intentar escapar de la clínica para conseguir su antídoto. Pero el hombre-lobo está al acecho.

Consiguen escapar y Brigitte se refugia junto a Ghost en la casa de campo de la abuela de la cría. Ahí deciden prepararse para el inevitable e inminente ataque del licántropo. Su idea es preparar todo tipo de trampas para dar caza al lobo y de esta manera terminar con está maldición.

Como ya he comentado, Ginger Snaps II vale mucho la pena. Una vez más los medios fueron bastante limitados pero  resultones. Tanto el maquillaje como los efectos son practicamente idénticos  a los del film original, o sea que uno ya sabe lo que va a encontrarse. No hay sitio para transformaciones, sólo pequeños detalles como una mano peluda, una oreja puntiaguda etc Y en cuanto al hombre-lobo… bueno, es un poco limitado pero no resulta ridículo. 

Por otro lado la verdad es que la historia está muy bien trazada. La cinta goza de buen ritmo, algunas escenas contienen altas dosis de acción y está muy bien resuelta. En general me parece más oscura que la cinta original. Puede que los personajes secundarios estén cargados de clichés pero ese dato no afecta negativamente a la peli. Lo que si es un poco patillero (y/o gratuito) son las apariciones de Ginger. No es que moleste pero creo que se podría haber contado la misma historia sin su presencia. Supongo que los productores decidieron incluirla por su evidente atractivo y por ser un buen reclamo para más de uno… No hay que olvidar que por aquel entonces Katharine Isabelle gozaba de sus 15 minutos de fama.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: