SESSION 9, Brad Anderson (2002)

Me apetecía recuperar Session 9. Una película con la que Brad Anderson ganó el premio a la mejor dirección el el festival de Sitges el año 2002. Estos días se pasará en el festival su nueva cinta titulada “Vanishing On 7th Street” (con algo de suerte la pillo…) Volviendo al film, el director nos deleita con una terrorífica historia sobre la locura y sus consecuencias. Además ofrece una dirección sobria, de corte clásico y punzante. Anderson demuestra cómo filmar una peli de terror sin apenas efectos especiales. Basándose en los pequeños detalles y, además, dando mucho protagonismo al decorado. En este caso un hospital psiquiátrico enorme y abandonado.

El hospital Danver se encuentra en muy mal estado y un grupo de trabajadores se dispone a limpiarlo y repararlo. Gordon (Peter Mullan) es el dueño de la compañía Hazmat Eimination Co. la empresa encargada de retirar los residuos. A Gordon no le van muy bien las cosas y necesita desesperadamente el trabajo, por eso acepta hacerlo en un tiempo récord. La presión está servida y las tensiones surgirán pronto confluyendo con los problemas personales de los trabajadores.

Bill (Paul Caruso) es el segundo de abordo, un tipo  trabajador, inteligente y aplicado. El resto de trabajadores son Hank (Josh Lucas), el futuro abogado Mike (Stephen Gavedon) y el joven sobrino de Gordon, Jeff (Brendan Sexton III).

A medida que la semana avanza y los trabajadores se adentran en los oscuros y peligrosos pasillos del hospital empezarán a notar cosas extrañas. De hecho Mike encuentra las cintas de una antigua paciente del hospital y se dedica a escuchar su terrorífico testimonio.

La tensión va en aumento desde el mismo instante en el que los protagonistas ponen pie en el hospital. Comportamientos extraños, falta de concentración, malos rollos… Ese edificio parece un caldo de cultivo para el mal. Nosotros observamos el deterioro de las relaciones y los sorprendentes y enigmáticos hechos que acontecen. Qué amargo secreto esconde el edificio? Y los encargados de limpiarlo?

Anderson borda una película pausada pero espeluznante. Se toma su tiempo y consigue convertir el edificio en un personaje más de la trama. Una cinta de detalles, planos interesantes y curiosos, y una trama original y enfermiza. No es la cinta de terror al uso que algunos podrían imaginar.    

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: