THE WARD, John Carpenter (2010)

Demasiado años han pasado desde que el maestro John Carpenter nos deleitó con esa maravilla violenta que es Ghosts Of Mars (’01). Por ello la expectación ante su nueva andadura titulada The Ward era enorme. Sin duda era el film que más ganas tenía de ver de todo el Sitges Film Festival. Imagino que como yo, centenares de cinéfilos más. No en vano se agotaron las entradas en un santiamén.

Ya sabemos que a veces tanta expectación puede ser contraproducente pero tratándose de Carpenter había que mantener la fe y esperar que nos volara la cabeza.  Al fin y al cabo este tipo nos ha proporcionado algunos clásicos absolutos del séptimo arte como The Thing, Assault On Precinct 13, The Fog o Escape From New York.

Me duele en el alma decir esto pero The Ward entretiene y poco más. Ok, está excelentemente facturada y Carpenter sigue demostrando un talento y una gracia envidiables. Sin embargo en esta ocasión la personalísima huella del director no se ve por ningún lado y eso hace que el resultado final sea un poco decepcionante. Quizá es problema mío por tener a este señor en un pedestal… La banda sonora corre de su mano y la de Mark Killian. Lástima que no le otorgue el protagonismo de antaño.

Lo cierto es que el guión de Michael y Shawn Rasmussen  no es ni original, ni una maravilla. De hecho parece un refrito que toma prestadas ideas de demasiados sitios distintos, y que no mencionaré para no spoilear. Teniendo en cuenta eso, creo que es evidente que Carpenter tenía poco que hacer. Una lástima que en nueve años el director haya elegido sólo este guión para llevarlo al celuloide. De todas formas, espero que no sea el último. Estoy convencido que todavía puede maravillarnos. De hecho en The Ward nos obsequia con varios momentos marca de la casa y sustos inesperados y necesarios.

A pesar de lo que pueda parecer Carpenter hace un buen trabajo. No quiero que nadie se desanime. The Ward es una peli que todo seguidor del director TIENE que ver. Otra cosa es el gusto final que le deje a cada uno. En Sitges la acogida fue más bien fría pero… quién sabe? Quizá con un segundo visionado la cosa gane. De lo que no hay duda es que a pesar del limitado presupuesto, se trata de un film facturado con savoir-faire y cierto regusto a los 80’s a pesar de su marcadísima estética contemporánea.

Y qué nos cuenta The Ward? Pues la historia de la sexy Kristen (Amber Head), una chica con ciertos problemas mentales que, después de quemar una granja, es internada en un hospital junto a otras chicas. Al poco de estar ahí empieza a notar cosas extrañas. El resto de las chicas parecen conocer un secreto que ella desconoce. Kristen siente que sus vidas están amenazadas y cuando descubre que un fantasma va tras ellas intentará escapar del hospital.

A mi la peli no se me hizo pesada. De hecho el ritmo me pareció correcto aunque no para tirar cohetes. El problema que le vi al film fue el final. Me quedé con la sensación de que quedaban muchas cosas por contar y que habían resuelto una historia con poca chicha de manera un tanto tópica. Parece que hoy en día cualquier final con infulas de originalidad está cortado por el mismo patrón. 

No la situaría al nivel de bodrietes como Memories Of An Invisible Man, Starman o Village Of The Damned pero dista mucho de acercarse al nivel conseguido con The Thing, Vampires o Ghosts Of Mars.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: