VINIERON DE DENTRO DE (Shivers), David Cronenberg (1975)

Vinieron de Dentro De, supuso el debut de Cronenberg en la gran pantalla. Por lo visto que la productora canadiense Cinepix finalmente se decantara por poner dinero en este proyecto no fue tarea fácil en absoluto y costó casi 3 años conseguir el apoyo de la misma. Con un presupuesto ridículo y unos medios muy modestos, el director  facturó lo que sería el primer título de terror en Canadá, pues hasta entonces el cine de terror era un género totalmente ignorado allí.

Leyendo una compilación de entrevistas hechas a Cronenberg, resulta curioso descubrir que la historia está basada en un sueño que tuvo sobre una araña que vivía dentro de una mujer y salía al exterior por la noche, cuando ella estaba inconsciente. El concepto de un parásito dentro del cuerpo humano le resultaba fascinante y así es como concibió esta historia.

En una isla a escasos kilómetros de Montreal se halla el complejo residencial Starliner con toda clase de lujos y comodidades, sin embargo más allá de la fachada se cuece algo gordo. Una joven aparece muerta seccionada y quemada con ácido junto a su ejecutor, un  eminente científico que tras cargarse a la que parece su amante termina rajándose el cuello.

Por otro lado, algunos vecinos, que resulta que también se cepillaban a la fallecida, presentan síntomas de parásitos en movimiento en sus estómagos, además desarrollan una agresividad y un apetito sexual sin precedentes, comenzando una oleada de violaciones y ataques en el edificio imposible de controlar, nadie está a salvo.

Los parásitos, que a mí me recuerdan a truñitos, no solo se contagian sino que atacan a los vecinos estableciéndose un caos que el doctor St. Luc intenta detener.

El tema de epidemias hoy en día está sobreexplotado pero resultaba muy atractivo en la época. En el caso de Shivers  cuenta con dos puntos diferentes al resto: por un lado cómo se desarrolla en una comunidad apartada del resto que permite que se extienda rápidamente y cuyo salto a la civilización puede resultar absolutamente letal, y por otro, el aspecto sexual de la enfermedad que llega a un punto orgiástico brutal.

Teniendo en cuenta el bajo presupuesto para el film, si bien las actuaciones son bastante mediocres, los efectos especiales son más que dignos.

Vinieron de Dentro De resulta un clásico bastante poco conocido dentro del género del terror, pero una vez has visto, mantienes en tu recuerdo numerosas escenas, por lo menos a mí me pasó. Sin saber ni quién era Cronenberg había visto esta película hacía 15 años una noche cualquiera por la tele. A medida que la iba viendo me venían flashes. Supongo que no soy demasiado objetiva porque Cronenberg se ha convertido en un director esencial para mí y creo que todo cuanto hace es de una calidad excepcional. Me gusta que en esta primera etapa hay mucho contenido científico y sea real o imposible, por medio de unas explicaciones hacen que el espectador realmente se involucre en lo que está pasando y lo comprenda, me agota ver historias en las que pasan cosas pero ni dan pistas ni entiendes la causa de todo lo que está sucediendo.

Como os decía, dentro de lo aparentemente sencilla que es la historia, con Cronenberg uno sabe que siempre hay un paso más allá, y es cuando realmente comienzas a disfrutar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: