WATERWORLD, Kevin Reynolds (1995)

Los casquetes polares se han derretido y la Tierra está completamente cubierta de agua. La gente cuenta leyenda de que en algún logar del globo todavía queda tierra firme. De momento nadie ha conseguido dar con ella.

Así pues los humanos se ven forzados a sobrevivir en plataformas flotantes. La comida y el agua son bienes que escasean y por lo tanto caros. Sobrevivir en estas condiciones es más difícil que nunca. No sólo están las adversidades geológicas sino que los hombres mismos recurren a la picaresca para sobrevivir unos días más aunque sea a costa de dejar alguien sin comida y/o bebida… Impera la ley del más fuerte y del más listo (o mejor dicho, el más pillo).

Mariner (Kevin Costner) es un viajero solitario que se dedica al trueque para subsistir. También es un híbrido de humano y pez, algo que le permite desplazarse hasta el fondo del mar y conseguir tierra, otro bien muy preciado, pero que también le acarrea muchos problemas.

Como en toda buena película marina que se precie, tiene que haber piratas, aquí se les llama Smokers y están capitaneados por el temible Diácono (Dennis Hopper). Son fumadores compulsivos y un grupo de fanáticos religiosos sin escrúpulos que harán todo lo que esté en sus manos para encontrar tierra firme.

Mariner es condenado a muerte por un grupo de humanos cuando éstos descubren que él es un híbrido. Entonces  la isla flotante en la que se encuentran es atacada por los Smokers que buscan a  una niña que posee el mapa secreto para encontrar tierra firme. Mariner consigue escapar gracias al caos provocado por los Smokers. Lo hace junto a Helen (Jeanne Tripplehorn)  y la niña que posee el mapa, Enola (Tina Majorino). Juntos emprenden una aventura por la supervivencia.

Waterworld me pareció una variación de Mad Max (la estética recuerda horrores a la de las cintas Australianas protagonizadas por Mel Gibson) pero sin la mitad de gracia. Todo se ve forzado y es demasiado previsible. La acción justa, puntitos cómicos, un romance que no se lo cree nadie, personajes sobadísimos… Una superproducción que no obtuvo la respuesta que se esperaba, algo completamente comprensible. Aburrida.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: