THE YELLOW SEA, Hwanghae, Na Hong-Jin (2010)

El nuevo film de Na Hong-Jin le ha servido para que le comparen con Michael Mann y no es para menos. Para lo bueno y para lo malo. Bueno? El director koreano nos obsequia con una robusta mezcla de thriller y acción aderezada con alta tensión y unas persecuciones de muchos quilates que nada tienen que envidiar a las que firma el director de Heat, Public Enemies… Malo? A Hong-Jin también se le va la mano con el metraje (excesivo)  y nos ofrece una peli de más de dos horas y media.  Me sorprendió muchísimo ver un film de producción koreana tan a lo grande, con regusto a Hollywood… No imagino a nadie en el cine español facturando una película de similares características.

The Yellow Sea nos cuenta la historia de un taxista llamado Ku-Nam (Ha Jung-Woo) de la ciudad de Yanji, una región situada en las fronteras de Korea del norte, China y Rusia. Su esposa se ha ido a Korea a intentar ganar algo de dinero extra pero de eso ya hace seis meses y no tiene noticias de ella. Además las deudas les están asfixiando. Él intenta ganar un dinero extra jugando al mah-jong pero eso sólo empeora las cosas. Su frustración le lleva a beber y a comportarse de manera violenta.

Entonces entra en contacto con Myung-Ga (Yun-Seok Kim) un mafioso de la zona que le propone una salida a sus problemas. Sólo tiene que ir a Korea, matar una persona, traer su dedo pulgar de vuelta como prueba y sus deudas se habrán esfumado. El pobre taxista acepta y empieza una odisea que jamás hubiera imaginado.

La película no tiene nada que envidiar a cualquier superproducción yankee que tengáis en mente, de hecho ofrece mucho más que los productos estándard que nos endiñan los magnates de Hollywood desde ya hace demasiado. Aquí no hay efectos especiales en cada dichosa escena pero se nota que hay recursos, muy bien aprovechados por cierto, y una muy buena historia que contar. En su primera mitad roza la perfección. El ritmo es tremendo, los personajes creíbles… la historia se va complicando a la vez que nos va atrapando más y más a cada paso que toma el protagonista. Hong-Jin se las apaña para crear un suspense y tensión dignos de los más grandes que tiene colofón en el segundo capítulo que me pareció sensacional. Por el camino nos va salpicando de sangre, sobretodo de la mitad en adelante.

El koreano tiene buen gusto (y ojo) para las persecuciones. Son dolorosas, espectaculares, realistas… El problema es que después de la apabullante primera persecución quizá no hacía falta la siguiente. Parece que Hong-Jin quiera contarnos demasiadas cosas. Disfruté mucho la película pero creo que si se hubiera comedido un poco con el minutaje estaríamos ante una obra todavía más redonda. El sanguniario personaje de Myung-Ga me pareció cojonudo. Un villano como los de antes… En definitiva, muy recomendable.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: