RED STATE, Kevin Smith (2011)

En todo festival que se precie suele haber la película de la discordia, la que da que hablar, la que enfrenta a los freaks cinéfilos, la que propicia el debate. Pues bien,  Sitges 2011 no podía ser menos. Este año le ha tocado al nuevo film de Kevin Smith, Red State. La cinta se ha llevado el premio a la mejor película. Hay quienes opinan que bien merecido, y otros, entre los que me incluyo, que no dan crédito. Pero supongo que está bien así. Cada uno con sus gustos. Aunque como dice el dicho “Hay gustos que merecen palos”.

El film empieza con tres adolescentes ansiosos de sexo. Contestan el anuncio de una mujer madura que ofrece exactamente lo que andan buscando, y sin dudarlo, se presentan en su hogar con ganas de satisfacer sus urgencias libidinosas. Ahora sí, por fin, van a meterla en caliente. El punto de partida me recuerda al clásico de los 80’s “Porkys”… lamentablemente en el film de Smith la cosa se tuerce pronto.

La madura les recibe e ipso facto les droga y duerme. Cuando se despiertan son prisioneros de un grupo de ultra fanáticos religiosos del que ella forma parte. El anuncio no era más que un anzuelo para cazar a almas impuras. El grupo religioso liderado por Abin Cooper (Michael Parks) tiene una misión; Limpiar las almas de los americanos y luchar contra la lujuria. Para lograrlo están provistos de un amplio arsenal de armas de fuego, y no dudarán en utilizarlas si es necesario.

El giro inesperado y cambio de tono son prometedores pero Kevin Smith nos cuela el speech de Abin que corta el ritmo completamente, demasiado largo. Ojo! Parks lo borda, de hecho me atrevería a decir que su interpretación es, de lejos, lo mejor de toda la película. Sin embargo la parrafada casi consigue dormirme. Un tanto forzada y vacía…

Lo que viene después es muy poca cosa a mi parecer. El grupo de religiosos se atrinchera en su iglesia dispuestos a defenderse de los policías que, por casualidades de la vida (otro de los pocos puntos cachondos de la peli), les han localizado.  

 Ahí es cuando entra en juego el policía  Joseph Keenan  (John Goodman), que se enfrenta al dilema de cómo afrontar esta situación hostil y complicada. No es fácil ya que aparte del líder y sus esbirros entre el grupo atrincherado se encuentran mujeres y niños…

Kevin Smith plantea varios temas peliagudos y eso siempre está bien, además sabe meter las críticas con un punto cómico muy loable, incluso consigue meter en al ecuación el personaje de Abin Cooper inspirado en  la figura de Fred Phelps (líder de la Iglesia Bautista Westboro) pero todo eso no es suficiente si la historia que nos cuenta no entretiene. El principal problema que le vi a Red State es que no termina de ir en ninguna dirección concreta. Smith apunta hacia varios puntos pero no remata la jugada y a pesar de la corta duración, consigue aburrir.   

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: