ATTACK THE BLOCK, Joe Cornish (2011)

Attack The Block ha sido uno de los mayores éxitos de taquilla en UK durante 2011. Ahora ha llegado a Sitges y también ha triunfado por todo lo alto llevándose un par de premios. Qué queréis que os diga… El primer largometraje de Jor Cornish resulta simpático pero no entiendo tantas alavanzas ni premios.

Cornish se ayuda de una estética moderna para presentarnos la historia de un grupo de chavales del Sud de Londres liderados por Moses (John Boyega) que, un día cualquiera, mientras le meten el palo a  Sam (Jodie Whittaker) una chica nueva en el barrio, ven cómo algo extraño cae del cielo. Para su sorpresa resulta ser (o al menos lo parece) un inofensivo extraterrestre que no dudan en matar. Los adolescentes descerebrados (muy en la onda de la serie Británica Misfits) deciden cogerlo a modo de mascota y lo pasean por allí donde pasan.

No tardan en darse cuenta que algo parecido a meteoritos está cayendo en la ciudad de Londres. Y no solo eso, también se cruzan en su camino unos alienígenas completamente cubiertos de pelo negro, con una espectacular y poderosa dentadura azul fosforito y con mucha mala baba. Sin duda estos alíenigenas son lo mejor del film. Están muy bien hechos y demuestran que sin un presupuesto inmoral también se puede conseguir muy buenos resultados. Así pues estamos hablando de unos efectos especiales discretos pero muy bien exprimidos.

Por desgracia la película no tiene mucho más. El grupo de chavales va pululando por su barrio intentando escapar de los alíenigenas que parecen perseguirles y van de situación peliaguda a situación peliaguda. Cornish espolvorea el guión con las coñas de rigor aquí y allá, que de alguna manera justifican la presencia de Ron (Nick “encasillado-en-el-papel-de-gordo-gracioso-se-me-queda-corto” Frost), alguna escena maja,  pero… todo esto se repite demasiado y termina por aburrir.

Attack The Block es un buen inteno y un divertimento para un rato, quizá podrían haber hecho una serie con capitulos de 20 minutos ya que sin duda alguna no daba para una película de hora y media. Los chavales de 15 a 20 años puede que la disfruten mucho pero dudo que los menos impresionables se dejen seducir por la labor de Cornish. Regulera.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: