MIENTRAS DUERMES, Jaume Balagueró (2011)

César (Luis Tosar) es el portero de un edificio de la zona alta de Barcelona. Es un amargatti de manual incapaz de mantener un trabajo. No consigue encontrar la felicidad y por eso se dedica a joder a los demás. Así es como él alivia sus penas. Le llena (y le hace estar un poquito más cerca de la felicidad) ver que los que le rodean tampoco son capaces de encontrar la felicidad. Para conseguirlo se sirve de su mejor arma, su trabajo. Gracias a él puede conocer los hábitos, costumbres, manías etc de los inquilinos del edificio en el que trabaja.

César utiliza la información de la que dispone (y las llaves de los pisos)  para molestar a sus “vecinos”. De repente se obsesiona con uno de ellos, Clara (Marta Etura), y no descansará hasta que haya logrado borrarle de la cara la sonrisa con la que ella le saluda cada mañana en el portal de la escalera. Debe ir con cuidado ya que la niña que vive en frente de Clara sabe que el no es agua clara y que a veces entra en su piso. A pesar de sus esfuerzos César no consigue borrar la sonrisa de Clara. Así pues deberá tomar medidas drásticas si quiere conseguir su objetivo.

Sin ningún tipo de duda César es un enfermo mental. Un hombre incapaz de disfrutar de la vida y que sólo encuentra el placer infligiendo dolor (físico o psíquico) a los demás. Encima es lo suficientemente temerario como para colarse en los hogares de los inquilinos.  No hay duda, al tío le va la marcha. Cada noche se cuela en el piso de Clara antes de que ella llegue, se esconde debajo de su cama y espera, cautelosamente, a que se duerma. Entonces la droga para asegurarse de que ningún ruido la despierte y campa a sus anchas por el piso o simplemente se duerme a su lado. Llegado un punto incluso decide provocarle una alergia colocándole un producto químico en los cosméticos que ella utiliza o le infesta la casa de cucarachas.

Pero no hay manera, la felicidad de Clara parece perpetua. Así pues César debe poner toda la carne en el asador si realmente quiere lograr su meta. Además le echan del trabajo con lo que, su objetivo se complica. De todas formas él es un tipo meticuloso y obsesivo y no va a dejar que una niñata como Clara se salga con la suya.

Balagueró rueda con muy buen gusto una cinta asfixiante y original. Que puede mirar de tú a tú a cualquier película extranjera del género.  Algunas actuaciones son algo flojas (la vieja de los perros) pero el tándem protagonista (Tosar y Etura) lo hacen muy bien. El director catalán sabe perfectamente cómo crear tensión y manejar  al espectador a su antojo. Además nos cuela algunas escenas de infarto. Para ello juega muy bien con los encuadres y las lentes. Lo dicho, una labor tras la cámara fantástica.

El guión es obra de Alberto Marini, quien también escribió la novela en la que se basa la película. El gión es bueno, incluso muy sólido podríamos decir. La verdad es que sólo encontré un par de detalles que me chirriaron un poco. Pero supongo que tampoco hay que ser tiquismiquis y hay que dejar que el cine sea eso, cine. A veces la gran pantalla nos obliga a “tragar” algunas de las licencias que se toman sus creadores. Por suerte en este caso, no empañan el resultado final.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: